COMPARTIR
6

Llevamos una semana en la redacción pensando en cosas que no se puedan hacer en Lisboa y solo se nos han ocurrido dos: subir al Empire State y montar unos Juegos Olímpicos de invierno, con su pista de descenso alpino y su equipo jamaicano de bobsleigh.

Salvando ese par de detalles, lo cierto es que Lisboa lo tiene todo: la elegancia calmada de la arquitectura más sugerente; una sociedad amable y culta; la luz y el mar; una gastronomía que abarca todo el espectro, desde el que arranca en la cocina popular más sabrosa hasta las propuestas de autor para paladares sibaritas. Y una amplia tradición cristiana que se remonta dos milenios atrás. Si eres católico, esto te puede interesar.

Una buena manera de ir de iglesia en iglesia pasa por la descarga (gratuita) de Missas em Lisboa. No hay que ser un sabueso para deducir que esta aplicaçao contiene la información precisa acerca de todas (o casi todas) las misas ofrecidas en la capital portuguesa. Ya sabes: horarios y direcciones.

No solo eso. Missas em Lisboa contiene también una sección de noticias, un canal de vídeo con contenido seleccionado por el Patriarcado de Lisboa y una lista de cantos sugeridos para cada día.

La app está disponible tanto para sistemas Android como para iOS.