COMPARTIR
2

En consonancia con el resto de Europa y la lucha contra el cambio climático, la alcaldía de Roma ha decidido prohibir los vehículos diesel en el centro de la ciudad a partir de 2024. Milán o el Tribunal Contencioso-Administrativo de Alemania han legislado en el mismo sentido.