COMPARTIR
2

Ocho meses de espera. Ese es el tiempo con el que hay que pedir mesa en la Sidrería Pichote para poder comer su cachopo, recién premiado como “Mejor Cachopo de Asturias”. No fue fácil. Durante los 10 días que ha durado el concurso se han servido más de 15.000 elaboraciones basadas en dos filetes de ternera grandes y su relleno.