COMPARTIR
2

En Baleares se puso en marcha en julio una ecotasa, un impuesto sobre los turistas, cuya recaudación debe dedicarse a proyectos turísticos y medioambientales. El Govern ha recibido 236 proyectos para usar ese dinero, de los que la mitad son relativos al ciclo del agua.