COMPARTIR
2

Una célebre firma de moda, como otras empresas antes, ha intentado pagar para que le dejasen usar la Acrópolis como fondo de una campaña publicitaria a cambio de unos cuantos millones de euros. “Es un símbolo para toda la humanidad que no puede ser objeto de transacciones comerciales”, contestó el ministerio de Cultura.