COMPARTIR
2

En O’Naturel, un nuevo local en París, los comensales tienen que dejar su ropa, teléfono y demás en la entrada y comer como Dios les trajo al mundo. Es el primer restaurante nudista de la ciudad y, por si alguien se lo pregunta, el menú cuesta unos 50 euros por cabeza.