COMPARTIR
3

Hay muchas cajas. Pero solo hay un tubo. Y está en Menorca. Menorca por un tubo es un soplo de aire fresco en el sector de “venta de experiencias empaquetadas”. Sus responsables se conocen la isla como la palma de su mano y han centrado en esta su actividad. Además de estancias en hoteles o comidas en restaurantes, ofrecen la posibilidad de regalar un salto en parapente, una ruta de kayak, flyboard, motos de agua, paddel surf… En definitiva, actividades por un tubo para los aventureros y para los que buscan la tranquilidad de la isla. Carlos Pons, máximo responsable, y su equipo gestionan cada una de las experiencias por email o por WhatsApp. Cansados de la falta de flexibiidad de muchas de las firmas que venden experiencias en cajas, Menorca por un tubo se ha propuesto que todos los clientes disfruten de la experiencia que les han regalado, lo que solo ocurre en contadas ocasiones en el mercado de cajas. Por eso, si al cliente no le gusta su regalo, lo cambia por otro sin ningún problema. Porque Menorca ya no es una caja, sino un tubo de sorpresas.