COMPARTIR
2

Para evitar una veda en la sardina ibérica, la Comisión Europea ha aceptado la propuesta de España y de Portugal. Los barcos de los dos países tendrán un máximo de capturas de 14.600 toneladas y la temporada comenzará el 1 de mayo.