COMPARTIR
8

Planos generales de un Milán invernal, con sus modernos edificios cubiertos por la nieve, abren Yo soy el amor. La protagonista se llama, no por casualidad, Emma (Tilda Swinton), igual que otra conocida esposa burguesa —de apellido Bovary— encerrada en una vida y un matrimonio asfixiantes. Yo soy el amor es un filme suntuoso y sensual, un melodrama que narra el surgimiento de la pasión en esta mujer de la alta burguesía milanesa a través de su idilio adúltero con un hombre joven. El filme captura a la perfección los lujosos ambientes por los que se mueve esta aristocracia empresarial: los interiores del hogar de la familia protagonista se rodaron en Villa Necchi Campiglio, una impresionante villa que perteneció, realmente, a una rica dinastía de la ciudad, los Necchi, y que ahora está abierta al público. Uno de los momentos climáticos del filme tiene lugar en el Cementerio Monumental y, más concretamente, en su Famedio, el edificio en el que están enterrados sus habitantes más famosos. El cementerio, con su increíble colección de esculturas y mausoleos de todos los estilos, se ha convertido en una suerte de museo al aire libre y, por tanto, en una cita obligada para los visitantes de Milán.

 

Título: Io sono l’amore (2009)

Director: Luca Guadagnino

Writers: Luca Guadagnino, Barbara Alberti, Ivan Cotroneo, Walter Fasano

Cinematography: Yorick Le Saux

Cast: Tilda Swinton, Flavio Parenti