COMPARTIR
4

Tener amigos en Barcelona es algo muy recomendable. Te permite conocer rincones que solo los residentes suelen frecuentar. Además, te permite conocer otros lugares más o menos cercanos a la Ciudad Condal. Durante mi última visita, mis particulares guías me llevaron a conocer una de los localidades más sorprendentes de la Costa Brava: Cadaqués. Un precioso pueblo de pescadores, a algo más de hora y media en coche desde Barcelona, que sorprende por su belleza. No me extraña que Dalí lo eligiera para refugiarse allí junto a Gala.

MARA LASS

Bruselas – Barcelona. Seat 7C