COMPARTIR
5

La que se presentaba como otra típica ciudad marítima mediterránea acabó resultando una ciudad de movimiento incesante con ese traqueteo constante de maletas por calle Carretería, con ese solecito perenne que llena de calma y luz a Larios y con arte por todas las esquinas, en sus muchos museos y ¡hasta en el río! ¿Un rincón favorito? Una buena hamburguesa en Brunchit, seguida de una cerveza en La Madriguera.

MARINA SÁNCHEZ

Palma de Mallorca – Málaga

Seat: 25C