COMPARTIR
6

¿Quién no sabe que en Madrid existe una plaza dedicada a la diosa Cibeles, con una monumental escultura en su centro? ¿O que a unas cuantas decenas de metros de distancia existe otra no menos imponente de Neptuno? Los que no somos de la capital las conocemos, entre otras razones, porque a ellas acuden los aficionados del Real Madrid y del Atlético de Madrid, respectivamente, a celebrar sus título. Pero ¿qué pasa con la estatua de Apolo? Quizás no tan grande como las otras dos pero no menos majestuosa, no muchos conocen su emplazamiento en pleno Paseo del Prado, a escasos metros de la de Neptuno. ¿Habrá que pedir a algún equipo de fútbol que celebre allí sus victorias para hacerla más popular?

SITO COLOMO

Menorca – Madrid

Seat 9B