COMPARTIR
5

Reconozco que viajaba con los temores propios de quien se ve “obligado” a cambiar de residencia por motivos laborales (en este caso, es mi pareja la que estrena puesto de trabajo en Toulouse y como freelance, puedo permitirme el lujo de seguirla allá donde vaya). Algunos de esos miedos permanecen, aunque a medida que conozco esta bella ciudad van ganando fuerzas las ganas de seguir descubriéndola e integrarme al 100% en su día a día. Seguiremos informando.

SERGIO CANALES SOLÍS

Ibiza – Toulouse

Seat 14F