COMPARTIR
5

Me marcho de Turín con unas ganas enormes de volver a la ciudad. Ha sido una visita corta, por lo que me ha quedado mucho que ver y que conocer. Ahora que en el avión escucho las conversaciones de otros pasajeros con los característicos acordes del italiano, sé que cumpliré el propósito que me hice durante mi visita: aprender el idioma para volver a Turín sin necesidad de tener que recurrir a mi parco ingles.

LORENZO GUERRERO

Barcelona – Turín

Seat 19A