COMPARTIR
5

Mi espíritu nómada me ha llevado a visitar y residir en numerosos lugares a lo largo y ancho del planeta. Y aunque desde hace tres años decidí fijar mi residencia en mi Barcelona natal, tener amigos repartidos por varios rincones “me impide” dejar de viajar. Mi última escapada fue a Ginebra donde visité a mi amiga Lisa. Hacía casi tres décadas que no pisaba la ciudad y reencontrarme con ella fue revivir una época muy especial de mi vida. Ginebra sigue siendo tan hermosa como la recordaba.

MERCÈ BAS

Barcelona – Ginebra

Seat 7A