COMPARTIR
4

Mi español es muy básico y mi inglés tampoco es el mejor, pero que me habían hablado tanto de la amabilidad de los españoles que no creía que fuese un hándicap en mi viaje. Y lo comprobé varias veces durante mi estancia. En Madrid, por ejemplo, más de un viandante me acompañó hasta prácticamente mi destino cuando les preguntaba por una dirección y yo no acababa de entender sus indicaciones. La gentileza de su gente es un plus más para visitar la ciudad.

LESLIE VIAL

París – Madrid. Seat 4 C