COMPARTIR
4

«¡Levanta la vista!». Es un consejo que suelo dar a todo aquel que visita Madrid. Es cierto que hay mucho que ver a pie de calle, pero en la ciudad se encuentra belleza también a otras alturas. Las azoteas de edificios como el del Círculo de Bellas Artes o el del Ministerio de Agricultura son solo algunos ejemplos de que la monumentalidad no es algo que se encuentre en Madrid únicamente a ras de suelo. Así que, siempre y cuando no vayas chocando con otros viandantes, que no se te olvide mirar para arriba cuando camines por la capital.

SONIA LÓPEZ DEL AMO

Roma – Madrid. Seat 3A