COMPARTIR
5

No sé cuántas veces he viajado a Madrid. Tantas como para pensar que conocía muy bien la ciudad o, al menos, la zona centro. Pero ¡qué equivocado estaba! La última vez que visité la capital lo hice para correr una maratón. No era ni mucho menos la primera vez que participaba en una prueba de este tipo, pero la madrileña me dejó sorprendido por la cantidad de cuestas con las que me encontré. Fue entonces cuando descubrí que zonas por las que había caminado antes multitud de veces y que pensaba que eran llanas, en realidad, no lo eran…

LORENZO ROLDÁN

Ibiza –Madrid

Seat 8C