COMPARTIR
4

Años de veraneo en las playas de localidades cercanas  y nunca había caminado por Alicante como lo hemos hecho en nuestro último viaje. Recorrimos el casco antiguo de la ciudad y subimos hasta el barrio de Santa Cruz, con sus calles encaladas. También aprovechamos para entrar en algunos de sus museos, como el de Arte Moderno o el curioso Museo de Aguas de Alicante, donde es posible conocer la influencia del agua en la historia de la ciudad. Altamente recomendable.

SITO MEDINA

Bilbao – Alicante. Seat 21C