COMPARTIR
4

El restaurante lo regenta una familia. El padre y el hijo eran los camareros. No recuerdo el nombre ni tampoco su ubicación exacta aunque sé que no estaba muy lejos del Mirador da Vitória porque después de la cena estuvimos disfrutando de las vistas de la ciudad desde allí. Lo que sí recuerdo aún es el excelente bacalao que saboreé en aquel local y la amabilidad con la que aquella familia nos atendió. ¡Si recuerdo el nombre del restaurante volveré a escribir para contároslo!

EFRÉN L. GARRIGUES

Barcelona-Oporto. Seat 9A