COMPARTIR
4

Sol en invierno, ¡menuda bendición! Salir con gafas oscuras a pasear cuando aún la primavera no es posible. En nuestra reciente visita a Sevilla, la luz nos acompañó desde primera hora. Desde que desayunábamos nuestro pan con tomate y aceite en la terraza del hotel, hasta que después nos encaminábamos a conocer los lugares más populares de la ciudad. Sí, ¡ya era hora de visitar la preciosa ciudad andaluza! Y, por lo bien que nos recibió, parece que a ella también le apetecía conocernos.

JUANMA LÓPEZ URBIZU

Bilbao – Sevilla. Seat 18 A