COMPARTIR
4

Es habitual que intelectuales y bohemios busquen sus propios refugios dentro de las grandes ciudades. En Tel Aviv ese lugar es Neve Tzedek. Este pintoresco barrio repleto de casas bajas es el contrapeso perfecto para el ajetreado centro de la ciudad. El que fuera el primer asentamiento judío de Tel Aviv dispone ahora de multitud de cafés, galerías de arte y pequeñas tiendas artesanales en las que perderse y poder disfrutar así de la otra cara de la ciudad.

ANA SOLÉ

Roma-Tel Aviv. Seat 11C