COMPARTIR
4

El Palacio Real de la Granja de San Idelfonso está apenas a una hora de Madrid y para mí se ha convertido en visita obligada cuando estoy en la ciudad durante unos días. Deambular por los jardines sin rumbo fijo es uno de mis pasatiempos favoritos. En mi última visita recuerdo que hacía frío y, pese a eso, no quise perderme la oportunidad de disfrutar casi en solitario del paseo entre aquellos árboles y fuentes.

FABIO T. ALMEIDA

Roma – Madrid. Seat 8C