COMPARTIR
4

Disfrutar de un recital en la Ópera de Viena no es un lujo que solo unos pocos pueden permitírselo. Si de verdad te gusta este género y quieres disfrutar de él en uno de sus templos, dispones de una opción low cost. Solo tienes que acercarte a las taquillas unos 15 minutos antes del comienzo de la función y preguntar si les queda alguna localidad de pie. Así lo hicimos en nuestro último viaje a Viena. Vale, no es la opción más cómoda para disfrutar de una ópera, pero el deleite de tus oídos compensarán el posible dolor de pies.

LORENZO SANDRO

Roma –Viena. Seat 12 A