COMPARTIR
4

En mi último viaje decidí tachar de mi lista de cosas pendientes a Espai Kru, ubicado en el piso de arriba de la clásica marisquería Rías de Galicia, a dos pasos de plaça Espanya. Resultó ser una velada exquisita donde la sorpresa no cesó. Piezas del mar excelsas, formuladas y combinadas como nunca antes habíamos probado: erizo, atún, gambas, ostras, navajas… Lo que más me impactó fue su destreza con el calamar: hasta cuatro preparaciones crudas y autónomas entre sí que demuestra la desconocida versatilidad de este cefalópodo. Volveré.

MIGUEL MARTÍNEZ

Madrid-Barcelona. Seat 16B