COMPARTIR
9

Que la paella se ha convertido en un plato universal es algo que pocos cuestionan hoy. Otra cosa es definir qué es y qué no es paella. Porque la auténtica lleva arroz, sal, aceite, pollo o conejo, tomate natural rallado, pimentón (aunque este es algo opcional), judías verdes planas (rochet), garrofó (una especie de alubia típica de Valencia), agua y azafrán. «También se le puede poner romero, caracoles, pimiento…. pero nunca, bajo ningún concepto, espárragos, huevos duros, guisantes, chorizo o chistorra, etc». Así lo explica María José Bolea, una valenciana que se marchó a vivir a Holanda en 2011 con su pareja, holandés de nacimiento, y se estableció en aquel país. Allí creó Maria’s Paellas, una empresa dedicada a realizar talleres para enseñar a preparar este delicioso plato valenciano por toda Holanda y parte de Bélgica y Alemania.

Bolea realiza estos talleres a domicilio en casa de particulares, pero también en empresas y restaurantes. «Viene todo tipo de público: amas de casa, hombres, mujeres, hijas y madres, maridos con sus mujeres… Y por nacionalidades, la mayoría son holandeses y latinoamericanos que han vivido previamente en España. Por supuesto también acuden un gran número de españoles».

A María José se le ocurrió la idea de montar este negocio cuando comprobó el gran desconocimiento que había sobre la paella y sus orígenes. Como buena valenciana, se molesta cuando a cualquier arroz con otros ingredientes lo llaman paella. Por eso su intención es, además de dejar claro qué es en una auténtica paella, difundir un poquito de cultura y de tradición.

Emprender en Holanda, cuenta Bolea, es fácil. Basta con hacerse autónomo y no hay que pagar demasiados impuestos. «En un momento te das de alta y a funcionar», explica. Otra cosa es que luego el negocio tenga éxito o no.

Los talleres de Maria’s Paellas son eminentemente prácticos. Mientras cocinan, los asistentes a sus clases degustan tres o cuatro tapas tradicionales, beben vino o sangría y, una vez terminada, se la comen allí mismo. El postre suele ser horchata, cuya preparación también puede realizarse en el mismo taller.

«Lo que más éxito está teniendo en estos momentos son los talleres», afirma la fundadora de Maria’s Paellas. «Paellas a domicilio o en mercados hay más gente que las hacen, pero talleres de paellas… El de Maria’s Paellas es el primer y único taller a domicilio de la paella tradicional en toda Holanda».

En un plazo medio, será posible asistir a los talleres de María José Bolea en otras ciudades europeas. «Estamos barajando Italia, Chequia, Polonia… entre otros. Pero como suelo decir, poquet a poquet (poquito a poquito)».